PARLA / El alcalde pide al Juzgado el “desalojo inmediato” de Toledo 15

FOTO-20-PROTESTAS-OKUPAS-CA

Vecinos de la calle Toledo 15 de Parla, protestando por el corte de luz de Iberdrola frente al Ayuntamiento.

Medio centenar de personas, inquilinos de la promoción de pisos municipales de la calle Toledo 15 de Parla gestionados inicialmente por la empresa UNIFO protestaron el día 28 de septiembre durante cerca de cinco horas ante la Casa Consistorial reclamando al Gobierno local una solución urgente ante el corte de suministro eléctrico en todo el edificio. Una deuda superior a 500.000 euros ha supuesto que la compañía Iberdrola deje sin servicio a estas viviendas, que sufren numerosos problemas de ocupación ilegal y de delincuencia, una vez que la Fundación Todo Ayuda, a la que el Ejecutivo del exsocialista José María Fraile abonó una subvención de unos 130.000 euros para hacer frente al pago del suministro energético mediante un único contador. Sin embargo, esta entidad ya no trabaja como intermediaria con estos vecinos ni ha dado cuentas de la gestión de este dinero según el Gobierno local.

Desde las 9,00 horas, un grupo de inquilinos afectados, la mayoría de origen marroquí, se concentró frente a la puerta del nuevo Ayuntamiento, que fue protegido por una treintena de agentes de la Policía Nacional y Local hasta las 13,15 horas, momento en que cinco furgones del grupo de antidisturbios de la UIP levantaron el dispositivo. Mientras un par de representantes del colectivo de inquilinos se reunían con ediles del Gobierno popular y el jefe de Gabinete del alcalde, Fernando Díaz, los asistentes corearon frases como “queremos luz”, “no somos okupas, somos legales”, “alcalde, da la cara”, “¿dónde está nuestro dinero?” o “tenemos niños, tienen que comer”. Los manifestantes se quejan de que hay muchos menores, ancianos y personas enfermas entre los cerca de casi 1.200 residentes.

Según fuentes del Ejecutivo popular, a la vez que se negocia con Iberdrola, se está buscando una alternativa para que cerca de veinte familias de este inmueble, sean alojadas en otras viviendas del IVIMA, tanto en Parla como en cualquier punto de la región, de forma urgente, por lo que se han trasladado sus expedientes con la documentación oportuna a la Comunidad de Madrid.

Dudas sobre la propiedad

El Consistorio se niega a costear la deuda existente tal como explicó Luis Martínez Hervás, regidor parleño, el pasado lunes 27 de septiembre en rueda de prensa. El Ayuntamiento no puede hacer frente a esos pagos porque “no tiene competencia sobre el edificio” y hacerlo “sería prevaricar”, recalcó. La propiedad de estas casas, es decir, la hipoteca, estaría en manos de la SAREB (conocido popularmente como “banco malo”), aunque los terrenos fueron cedidos a UNIFO por el Consistorio. “Este equipo de Gobierno no va a pagar la luz”, insistió Martínez Hervás. Algunos vecinos afectados han denunciado públicamente que han pagado sus recibos de alquiler a la fundación Todo Ayuda y varias facturas a Iberdrola, pero esta empresa exige una importante cantidad económica a cada usuario por instalar contadores individuales, en torno a 1.300 euros por piso.

Javier Torres, edil de MOVER Parla preguntó en el Pleno del 13 de octubre al regidor qué solución se contempla para estas personas tras pedirse el “desalojo inmediato”. Martínez Hervás respondió que hay informes elaborados por bomberos, técnicos municipales e Iberdrola que alertan de los riesgos existentes para los residentes. “La prioridad es la integridad física de las personas”, destacó. “Y si ocurre algo, se lo recordaré”.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR