PARLA / La fractura interna del PP local, primer problema para Cifuentes

Juan Marcos Manrique, segundo por la izquierda, junto a Cristina Cifuentes y Luis Martínez Hervás, alcalde de Parla, el pasado mes de julio.

Juan Marcos Manrique, segundo por la izquierda, junto a Cristina Cifuentes y Luis Martínez Hervás, alcalde de Parla, el pasado mes de julio.

La presencia de los populares de Parla en el próximo congreso regional, que investirá a Cristina Cifuentes como presidenta, ha desembocado en una crisis a nivel de partido que podría afectar a la gobernabilidad del Ayuntamiento. La exclusión del alcalde, Luis Martínez Hervás, y de los ediles de su Ejecutivo más cercanos al regidor como integrantes de la lista de compromisarios que acudirán al cónclave de la formación madrileña pone de manifiesto el distanciamiento de una parte de los afiliados de esta formación con algunas decisiones y comportamientos del primer edil.

Según fuentes consultadas por este periódico entre el grupo de fieles al mandatario parleño, la exigencia del pago del IBI a grandes propietarios de terrenos en la localidad, junto a otras discrepancias en torno al desarrollo del PAU 5 o la relación con la Hermandad de La Soledad y diferentes problemas personales, habría motivado una especie de rebelión interna para empezar a arrinconar a Hervás y a su equipo de Gobierno. El objetivo de este “complot” podría pasar por hacerse con la presidencia del partido en las próximas elecciones internas presentando a “familiares y amigos” para decantar la balanza a su favor en la elección de compromisarios como “demostración de fuerza” ante futuras citas electorales.

Al verse excluido, el propio alcalde habría decidido quitar las competencias a dos de sus concejales delegados, Juan Marcos Manrique y Elena Taboada, que lograron más votos que él para asistir como representantes del PP de Parla a la aclamación de Cifuentes, y cesar a dos cargos de confianza tras dejarse llevar el primer edil por una “pataleta” y sentirse marginado después de obtener el puesto 26 de los 25 candidatos elegibles, tal como relata el grupo de los críticos. Tradicionalmente, los cargos electos siempre han sido miembros natos de los congresos, pero un cambio en los estatutos exige que sean elegidos por los afiliados.

Minoría minoritaria en la Junta de Gobierno de Parla

De esta forma, la Junta de Gobierno actual contará con únicamente cinco miembros del total de veintisiete ediles de la Corporación. La medida se ha tomado por una “falta de confianza” en estas personas, según ha adelantado un portavoz del Ejecutivo de la localidad. El PP consiguió el bastón de mando de la ciudad en junio de 2015 con siete escaños frente veinte de grupos de izquierda en una plaza gobernada por el PSOE, con el apoyo puntual de PCE y posteriormente de IU, desde las primeras elecciones democráticas celebradas en 1979.

En el pasado Pleno ordinario de marzo, dos miembros de MOVER Parla, Carmen Pumar y Justo Ramírez, abandonaron esta formación para formar parte del grupo de no adscritos tras graves discrepancias con la portavoz, Beatriz Arceredillo. De momento, dada la actual composición de la Corporación municipal, no parece que en los próximos meses pueda llevarse a cabo una moción de censura.

El propio primer edil aseguró el pasado mes de diciembre su intención de volver a su puesto de trabajo de médico aunque se aprobase el plan económico y financiero exigido por el Ministerio de Hacienda. Tras rechazar la oposición su propuesta de renunciar al sueldo, Hervás dio marcha atrás y continuó en su puesto.

La actual crisis interna, de imprevisibles consecuencias políticas en función de los próximos acontecimientos, supone el primer problema organizativo para Cristina Cifuentes, que será aclamada el próximo fin de semana como líder del partido tras vencer a Luis Asúa en las votaciones celebradas el pasado domingo 12 de marzo con el 86 % de sufragios de los 11.000 inscritos, es decir, apenas un 10% del censo total de militantes.

Bronca en el Comité local

En declaraciones a NOTICIAS DE TU CIUDAD, destacados miembros del frente anti-Hervás han confirmado la existencia de importantes “discrepancias” con las formas de ejercer la tarea de Gobierno del actual alcalde, a quien acusan de presentar su dimisión de forma intermitente “a modo de órdago” y de “no tener el respaldo” de los nuevos dirigentes del partido en Madrid. Partidarios de ambas facciones han reconocido que Martínez Hervás abandonó repentinamente la reunión del Comité local celebrado el día 6 de marzo después de producirse una bronca, con “frases subidas de tono”, entre representantes de ambas facciones.

En la primera batalla importante, los críticos han vencido a los “hervasistas” en la sede local, pero la guerra civil en el PP no ha hecho sino saltar a la luz pública y ya se ha cobrado cuatro víctimas en el Ejecutivo local. Si no se reconduce la situación, en vista de la fractura existente y el enconamiento de posturas, ninguno de los bandos en liza descarta que Cifuentes estrene su mandato imponiendo una comisión gestora en Parla como ya sucedió en tiempos pasados no muy lejanos.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR