PARLA / Roban las joyas de la Virgen de La Soledad, valoradas en 125.000 euros

El día 4 de enero, en torno a la 1,00 de la madrugada, la sede de la Hermandad de Nuestra Señora de La Soledad de Parla, situada en la Travesía del Empedrado número 4, sufrió un robo perpetrado por un grupo de delincuentes altamente especializados. Después de romper las tres cerraduras de la puerta principal, los ladrones accedieron al interior del local en busca de dinero y objetos de valor, aunque su objetivo era abrir la caja fuerte en la que se guardaban las joyas que numerosos vecinos de la localidad han ido regalando incluso desde el siglo XIX con motivo de su devoción a la patrona de la villa.

Según ha confirmado Edelmiro García, presidente de la cofradía parleña, tras utilizar varios inhibidores de frecuencia y desactivar la comunicación de la alarma con la central, los delincuentes utilizaron el procedimiento conocido como “lanza térmica” para abrir la parte frontal de la caja de seguridad que contenía decenas de piezas de oro, plata y brillantes, todas perfectamente identificadas e inventariadas, pertenecientes al patrimonio de la hermandad impulsada por el ilustre arquitecto real Bartolomé Hurtado, en 1670. Los ladrones se hicieron con un botín valorado en unos 125.000 euros, aunque el valor sentimental, en palabras de García, “es incalculable”.

Una corona de oro y plata valorada en 50.000 euros

Entre lo sustraído, la pieza más emblemática es la corona que luce la Virgen en los actos religiosos y procesiones de Semana Santa y en las fiestas de septiembre, con un valor superior a 50.000 euros, realizada con las aportaciones de cientos de fieles, que donaron joyas personales hasta un total de 600 gramos de oro y 5.000 de plata. Una vez fundidos ambos materiales, un orfebre construyó el diseño definitivo.

Aparte del daño patrimonial, la noticia ha supuesto un duro golpe para los miembros de la cofradía debido al elevado valor simbólico de estas joyas para los hermanos, que han sido conservadas durante generaciones. La colección incluía, entre otros objetos de valor, un rosario del siglo XVIII, broches, colgantes, pulseras, cruces, cadenas y medallas diversas. La Policía Judicial y la Policía científica han facilitado fotografías de las piezas robadas tanto al gremio de joyeros de España como a la Interpol para dificultar que los causantes del robo o sus intermediarios puedan venderlas rápidamente.

En últimos meses, ha repuntado una ola de robos en viviendas, comercios y vehículos en la localidad, según denuncian vecinos y comerciantes, por lo que ha aumentado la sensación de inseguridad en el municipio.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR